“Argentina terminará lo que queda del año con niveles alarmantes de reservas”

En Estados Unidos, Barack Obama cedió a las presiones de los republicanos y llegó a un acuerdo para elevar el techo del endeudamiento y reducir el déficit fiscal. El impacto de estas medidas en Latino América se evalúa desde los diferentes países.

Desde el programa Base de Datos (fm 107.1) se comunicaron con el economista Jaime Abut quien analizó el escenario argentino y advirtió que, por pagar deudas con reservas, se llegará a fin de año con la necesidad de recurrir al Fondo Monetario o a otro organismo internacional.

¿Qué análisis se puede hacer de esta situación que tuvo al mundo alerta durante varios meses?

Está claro en este caso que no era sólo un conflicto económico, ya que lo que intentaban hacer los republicanos era deteriorar la figura de Obama de cara a las elecciones del año que viene.

¿La crisis ha hecho que se deteriore la imagen de Estados Unidos?

Yo creo que está a la vista que hay dos áreas de la economía Mundial, tanto Europa Occidental, y Estados Unidos, y ambas se encuentran débiles y con deterioro. La magnitud de la deuda griega es impagable, pero los números de España e Italia son malos también. Europa va a tener que enfrentar un ajuste, que implicará que la economía pierda ritmo, y que disminuyan tanto el gasto público como el privado. Si España tiene un índice de desocupación promedio del 21% para toda su economía, hay algunos segmentos de 40 %, eso se ve en gente que no consigue empleo, jóvenes que no pueden empezar, eso indica que el mercado laboral, en relación del factor social con la economía está muy débil y no se va a arreglar por ahora. España tiene que hacer un ajuste, igual que Grecia por ejemplo, que estuvieron mucho tiempo viviendo por encima de sus posibilidades, y habrá que afrontar el deterioro de la situación laboral. Por otra parte, a España no le favorece que se aumente el euro. Si se contrae el mercado interno de Europa, sólo le queda exportar y para eso necesita una moneda más débil que el Euro.

En el caso de Estados Unidos, no puede tolerar una gran revaluación del dólar porque tienen desequilibrios muy grandes. A Estados Unidos no le sobra nada, no se está generando empleo, se deterioraron los bancos.

Ahora, si uno sale del ámbito internacional y llega a la Argentina no hay otra opción que tratar de enfriar el gasto público que es excesivo y que ha dado lugar a un déficit muy importante. Argentina tiene un gasto público estéril que no se destina a mejorar la economía, que no es reproductivo.

Mucho se ha hablado del gasto público en crecimiento…

Pero la balanza comercial hoy por hoy da cero. Además esa balanza comercial refleja que Argentina tiene un peso revaluado, y un dólar atrasado. Y este último implica que aumentan más las importaciones y no las exportaciones. Y eso que en buena parte las exportaciones se ha reflejado que la caída de volumen está compensada por los aumentos de precios. Pero hay un dato preocupante; la Argentina está deteriorando su posición de reservas en el Banco Central y lo que hay que observar en ese caso son las reservas de libre disponibilidad. Hay fuga de capitales, las importaciones suben más que las exportaciones y se están pagando deudas con reservas. Mientras no se puedan aumentar las reservas con contención de fugas, o con aumento de las exportaciones, terminaremos lo que falta del año con niveles alarmantes de reservas. Y si no vamos a tener ayuda del Fondo Monetario, se recurrirá a otro organismo internacional, pero nuestra posición de reservas no va a terminar bien este último semestre del año.

¿Se verá necesario hacer un ajuste durante el 2012?

Yo creo que la relación deteriorada de nuestra paridad cambiaria con el peso revaluado y el dólar atrasado ha venido posibilitándose por tener dos factores favorables; primero el precio de la soja que es nuestro producto estrella. Con una soja alta nos favorece. Y el segundo factor es la revaluación del real brasileño.

Cuando todo el mundo muestra una situación de incertidumbre en Europa y Estados Unidos,el refugio se inclina hacia el oro. Ese refugio es lo que indica a alarma de aquellos que tratan de protegerse y ya no confían en la moneda.