Junto al Gobierno provincial trabajamos por mejoras en la seguridad ciudadana.
Noticias

Junto al Gobierno provincial trabajamos por mejoras en la seguridad ciudadana.

Nos reunirnos con Gabriel Leegstra, Director del ISEP y la Dra. Ana Viglione, Subsecretaria de Formación y Desarrollo Policial.

En el marco del trabajo que llevamos adelante colaborando con el Gobierno provincial en la seguridad ciudadana, específicamente en la gestión y mejoramiento en la capacitación de la policía provincial, nos reunirnos con Gabriel Leegstra, Director del ISEP - Instituto de Seguridad Publica de la Provincia de Santa Fe- y la Dra. Ana Viglione, Subsecretaria de Formación y Desarrollo Policial. 

 

Los mismos expusieron a los presentes el desarrollo de su trabajo, los cambios que se han realizado durante su gestion y detallaron cual es el proceso educativo por el cual pasan los efectivos policiales que resguardan y protegen a la ciudadania.

 

 El Señor Leegstra comenzó contándole a los presentes que, desde que el señor gobernador de la provincia lo seleccionó como director del ISEP se ha encargado de formar una nueva policía que tenga un respeto irrestricto de los derechos humanos, que no sea indiferente a los problemas ciudadanos, que sea un profesional con pensamiento crítico y que cuente con un elevado profesionalismo. Para el desarrollo de este nuevo tipo de efectivo policial han avanzado con nuevos modelos y estrategias educativas que permiten el desarrollo y capacitación continua de los efectivos policiales.

 

Este instituto ya cuenta con tres escuelas de formación y, próximamente, con una cuarta. La primera de ellas es la “Escuela de Policía”, donde se prepara al ciudadano para el trabajo policial; este instituto capacita y otorga un título pero no los integra automáticamente en la policía. El Sr. Leegstra contó con entusiasmo que en la primer semana de inscripción hubieron alrededor de nueve mil quinientos inscriptos, siendo seis mil de ellos mujeres, para mil vacantes abiertas. El ingreso a la misma es entre los 18 y los 28 años de edad y tiene un internado voluntario. Los primeros 15 días del ingreso son de propedéutico en donde se adapta al ingresante a un sistema distinto al que está acostumbrado, sistema donde cada actividad y comportamiento se encuentra regulado. Dentro de esta escuela se formaran por dos años cuyo cursado se divide entre la ciudad de Rosario y la localidad de Recreo.

 

El Sr. Leegstra indicó a los presentes que las bajas en la escuela no son tanto por deserción sino por expulsión. La escuela cuenta con un sistema de amonestaciones y un riguroso control de la disciplina de los ingresantes ya que si estos no pueden cumplir con las normas internas de la institución no podrán cumplir con las leyes.

 

Luego de estos dos años de formación continua pueden realizar su ingreso a la policía con el cargo de sub-oficial y, luego de dos años de práctica profesionalizante en la fuerza de seguridad, el efectivo puede retornar al ISEP para otro año más de formación luego del cual egresara con el título de “Técnico en Seguridad Pública”. Este curso especial tiene una impronta operativa donde se los capacita en cuestiones tácticas, de tiro, de defensa personal y en materia teórica con una fuerte impronta en lo que es derecho penal, procesal y contravencional que los prepara para los desafíos que encontraran tras su ascenso en las 4 jerarquías de ejecución. Si bien este año extra es voluntario es requisito necesario para escalar en la jerarquía policial; actualmente el mismo cuenta con aproximadamente 1700 sub oficiales en toda la provincia encontrándose 960 en rosario y entre 600 y 700 en el resto de la provincia de Santa Fe.

 

Aquí, señala el Sr. Leegstra, radica la diferencia entre el antiguo sistema y el nuevo, los efectivos antiguos contaban con una corta formación formal y no tenían, luego, una formación continua a su disposición, el efectivo policial debía ser autodidacta en su desarrollo y su escala en la jerarquía policial se daba por su permanencia temporal dentro de la fuerza. Con el hincapié del ministro Pullaro y el apoyo del Gobierno de Santa Fe se ha organizado una formación continua de los efectivos tanto nuevos como antiguos, se han labrado estándares para la permanencia en un cargo y mediante un nuevo sistema de jerarquía única y crecimiento a partir de concursos, el efectivo se convierte en gestor de su propio crecimiento, la única forma de ascender es mediante la actualización, formación y no por su permanencia en la fuerza; además, la permanencia en un cargo exige una actualización constante.

 

El Dr. Peyrano pregunto si estos jóvenes de alrededor de 20 años se encuentran capacitados para estar en la vía pública armados, el Sr. Leegstra notó que esto es un cuestionamiento que incluso ellos mismos comparten pero están completamente seguros de su trabajo en la formación de los futuros policías; contó, además, que la permanencia dentro del ISEP le exige a los estudiantes pasar por numerosos filtros, adecuarse a un riguroso régimen disciplinario y código de conducta que los prepara para que puedan portar un arma de fuego con absoluta responsabilidad. En concordancia con la pregunta del Dr. Peyrano la Dra. Raggio preguntó cuántas horas de práctica de tiro tienen los cadetes. El Sr. Leegstra confirmo que los cadetes tienen practica de tiro dos veces por semana alrededor de cuatro horas catedra y en primer año habrán disparado entre 80 y 90 municiones de 9mm, 30 de Escopeta y 10 de MK10, todas esta en munición de guerra. Sin embargo el Sr. Leegstra hizo notar a los presentes que actualmente la capacidad de los efectivos no se mide más por la cantidad de tiros realizados sino por la correcta toma de decisión y modo de procedimiento, esto se debe a un cambio en donde se comprende que la mediación y negociación son las herramientas principales y primordiales. Además, actualmente la forma de enseñanza ha cambiado pedagógicamente, antes de pasar a munición de guerra se realiza cantidad de técnicas, procedimiento y disparos en seco de modo que al momento de disparar con munición real el mismo sea efectivo y correcto.

 

El Sr. Piatti consulto la manera en que se los prepara psicológicamente a los efectivos para tolerar “la puerta giratoria”. A esto el Sr. Leegstra respondió concisamente que, durante la formación de cada futuro efectivo se marca la responsabilidad de la policía y la necesidad absoluta de cumplir con todos los procedimientos legales esto es, si cumplen correctamente con el código procesal, no sufrirán dicho problema; es por esto mismo que, no solo en sus primeros años sino que también en su desarrollo posterior se los educa en derecho procesal, penal y contravencional, además de que, sumando a la incertidumbre de la Dra. Raggio acerca de si se incorpora la capacitación por medio de fiscales, entre los profesores de la institución se encuentran fiscales y miembros de diversa secretarias del estado que los capacitan formulando casos y presentándoles errores cotidianos en la realización de las tareas de los efectivos policiales.

 

Retomando su exposición acerca del desarrollo educativo de los oficiales Sr. Leegstra indico que, luego de aprobado este curso, pueden pasar a la segunda escuela del ISEP, la “Escuela de Especialidades” de jerarquía superior que cuenta con una impronta de coordinación en donde se lleva adelante la educación respecto al uso y manejo de los diversos recursos materiales, humanos y capacidad de liderazgo; y de trabajo del concepto de seguridad abarcado desde distintos ángulos operativo-teóricos. En la misma se encontraran en formación desde sub-oficiales a inspectores.

 

Una vez concluida su formación en esta escuela y egresados podrán formar parte de la tercera escuela de formación que conforma el ISEP, la “Escuela Superior de Seguridad Publica” que tiene por misión dictar los cursos de perfeccionamiento para los agrupamientos Dirección y Supervisión, a ella concurrirán aquellos que deseen concursar por puestos desde sub-comisario. A estas tres escuelas las atraviesan seminarios de temas actuales como violencia de género, narcotráfico, etc. que interpelan a todas las jerarquías.

 

Además de las escuelas que posee el ISEP, el Sr. Leegstra informó a los presentes con sumo agrado que, para permitir y fortalecer la educación continua de los efectivos este año se lograron dos grandes metas, que son, la creación de la “Licenciatura en Seguridad Publica” articulada con la Universidad del Litoral de modo que ahora la policía cuenta con una carrera de grado; y la “Tecnicatura de Agrupados” que permite la unificación en el nuevo sistema de jerarquía única a aquellos oficiales no egresados del ISEP que surgieron luego de la declaración de emergencia en seguridad y que corresponden al 40% de la fuerza.

 

El Dr. Cristini formulo también dos preguntas acerca de la evaluación que ellos hacen del desarrollo del nuevo sistema y, trayendo a colación un tema tratado con el Ministro Pullaro, cómo logra el ISEP recrear y fortalecer el orgullo policial aún más cuando estos efectivos ponen sus vidas en peligro para la seguridad de un individuo ajeno a ellos. Con respecto a estos dos puntos la Dra. Viglione comento que, el comienzo de la implementación del nuevo sistema de jerarquía única trajo aparejado ciertas complicaciones en lo que respecta al proceso de transición, pero que ahora el sistema único cuenta con un 60% de la fuerza. De acuerdo al desarrollo de un orgullo policial, el Sr. Leegstra indicó que, durante toda la formación, ya sea la inicial o las superiores se le inculca al efectivo un fuerte sentido de pertenencia, un orgullo por los símbolos de la nación, la provincia y los propios de la policía, y se busca que el Ejecutivo de la Provincia honre a sus caídos o heridos de modo que se reasegure el apoyo a los efectivos en el desarrollo de sus funciones.

 

Antes de concluir la reunión la Dra. Raggio consulto si las mujeres, en las instituciones del ISEP, tienen un espacio de protección ante cualquier tipo de violentarían contra ellas que no sea un superior que puede ser hombre. A esto la Dra. Viglione comprendió que, dentro de una institución verticalista es dificultoso establecer una correcta línea de delimitación entre un abuso de poder y el cumplimiento de una orden. Para esto llevan a cabo distintos espacios de debate exclusivo para mujeres y reafirmo la educación constante y transversal que realizan con respecto a temas de género y derechos humanos.

 

Finalizada la reunión el Sr. Leegstra invito a los presentes a visitar el ISEP e incluso sugirió que se haga sin aviso así pueden ver el verdadero funcionamiento de la institución

 

 

 

Volver
Foro Regional Rosario
Junto al Gobierno provincial trabajamos por mejoras en la seguridad ciudadana.

Nos reunirnos con Gabriel Leegstra, Director del ISEP y la Dra. Ana Viglione, Subsecretaria de Formación y Desarrollo Policial.

En el marco del trabajo que llevamos adelante colaborando con el Gobierno provincial en la seguridad ciudadana, específicamente en la gestión y mejoramiento en la capacitación de la policía provincial, nos reunirnos con Gabriel Leegstra, Director del ISEP - Instituto de Seguridad Publica de la Provincia de Santa Fe- y la Dra. Ana Viglione, Subsecretaria de Formación y Desarrollo Policial. 

 

Los mismos expusieron a los presentes el desarrollo de su trabajo, los cambios que se han realizado durante su gestion y detallaron cual es el proceso educativo por el cual pasan los efectivos policiales que resguardan y protegen a la ciudadania.

 

 El Señor Leegstra comenzó contándole a los presentes que, desde que el señor gobernador de la provincia lo seleccionó como director del ISEP se ha encargado de formar una nueva policía que tenga un respeto irrestricto de los derechos humanos, que no sea indiferente a los problemas ciudadanos, que sea un profesional con pensamiento crítico y que cuente con un elevado profesionalismo. Para el desarrollo de este nuevo tipo de efectivo policial han avanzado con nuevos modelos y estrategias educativas que permiten el desarrollo y capacitación continua de los efectivos policiales.

 

Este instituto ya cuenta con tres escuelas de formación y, próximamente, con una cuarta. La primera de ellas es la “Escuela de Policía”, donde se prepara al ciudadano para el trabajo policial; este instituto capacita y otorga un título pero no los integra automáticamente en la policía. El Sr. Leegstra contó con entusiasmo que en la primer semana de inscripción hubieron alrededor de nueve mil quinientos inscriptos, siendo seis mil de ellos mujeres, para mil vacantes abiertas. El ingreso a la misma es entre los 18 y los 28 años de edad y tiene un internado voluntario. Los primeros 15 días del ingreso son de propedéutico en donde se adapta al ingresante a un sistema distinto al que está acostumbrado, sistema donde cada actividad y comportamiento se encuentra regulado. Dentro de esta escuela se formaran por dos años cuyo cursado se divide entre la ciudad de Rosario y la localidad de Recreo.

 

El Sr. Leegstra indicó a los presentes que las bajas en la escuela no son tanto por deserción sino por expulsión. La escuela cuenta con un sistema de amonestaciones y un riguroso control de la disciplina de los ingresantes ya que si estos no pueden cumplir con las normas internas de la institución no podrán cumplir con las leyes.

 

Luego de estos dos años de formación continua pueden realizar su ingreso a la policía con el cargo de sub-oficial y, luego de dos años de práctica profesionalizante en la fuerza de seguridad, el efectivo puede retornar al ISEP para otro año más de formación luego del cual egresara con el título de “Técnico en Seguridad Pública”. Este curso especial tiene una impronta operativa donde se los capacita en cuestiones tácticas, de tiro, de defensa personal y en materia teórica con una fuerte impronta en lo que es derecho penal, procesal y contravencional que los prepara para los desafíos que encontraran tras su ascenso en las 4 jerarquías de ejecución. Si bien este año extra es voluntario es requisito necesario para escalar en la jerarquía policial; actualmente el mismo cuenta con aproximadamente 1700 sub oficiales en toda la provincia encontrándose 960 en rosario y entre 600 y 700 en el resto de la provincia de Santa Fe.

 

Aquí, señala el Sr. Leegstra, radica la diferencia entre el antiguo sistema y el nuevo, los efectivos antiguos contaban con una corta formación formal y no tenían, luego, una formación continua a su disposición, el efectivo policial debía ser autodidacta en su desarrollo y su escala en la jerarquía policial se daba por su permanencia temporal dentro de la fuerza. Con el hincapié del ministro Pullaro y el apoyo del Gobierno de Santa Fe se ha organizado una formación continua de los efectivos tanto nuevos como antiguos, se han labrado estándares para la permanencia en un cargo y mediante un nuevo sistema de jerarquía única y crecimiento a partir de concursos, el efectivo se convierte en gestor de su propio crecimiento, la única forma de ascender es mediante la actualización, formación y no por su permanencia en la fuerza; además, la permanencia en un cargo exige una actualización constante.

 

El Dr. Peyrano pregunto si estos jóvenes de alrededor de 20 años se encuentran capacitados para estar en la vía pública armados, el Sr. Leegstra notó que esto es un cuestionamiento que incluso ellos mismos comparten pero están completamente seguros de su trabajo en la formación de los futuros policías; contó, además, que la permanencia dentro del ISEP le exige a los estudiantes pasar por numerosos filtros, adecuarse a un riguroso régimen disciplinario y código de conducta que los prepara para que puedan portar un arma de fuego con absoluta responsabilidad. En concordancia con la pregunta del Dr. Peyrano la Dra. Raggio preguntó cuántas horas de práctica de tiro tienen los cadetes. El Sr. Leegstra confirmo que los cadetes tienen practica de tiro dos veces por semana alrededor de cuatro horas catedra y en primer año habrán disparado entre 80 y 90 municiones de 9mm, 30 de Escopeta y 10 de MK10, todas esta en munición de guerra. Sin embargo el Sr. Leegstra hizo notar a los presentes que actualmente la capacidad de los efectivos no se mide más por la cantidad de tiros realizados sino por la correcta toma de decisión y modo de procedimiento, esto se debe a un cambio en donde se comprende que la mediación y negociación son las herramientas principales y primordiales. Además, actualmente la forma de enseñanza ha cambiado pedagógicamente, antes de pasar a munición de guerra se realiza cantidad de técnicas, procedimiento y disparos en seco de modo que al momento de disparar con munición real el mismo sea efectivo y correcto.

 

El Sr. Piatti consulto la manera en que se los prepara psicológicamente a los efectivos para tolerar “la puerta giratoria”. A esto el Sr. Leegstra respondió concisamente que, durante la formación de cada futuro efectivo se marca la responsabilidad de la policía y la necesidad absoluta de cumplir con todos los procedimientos legales esto es, si cumplen correctamente con el código procesal, no sufrirán dicho problema; es por esto mismo que, no solo en sus primeros años sino que también en su desarrollo posterior se los educa en derecho procesal, penal y contravencional, además de que, sumando a la incertidumbre de la Dra. Raggio acerca de si se incorpora la capacitación por medio de fiscales, entre los profesores de la institución se encuentran fiscales y miembros de diversa secretarias del estado que los capacitan formulando casos y presentándoles errores cotidianos en la realización de las tareas de los efectivos policiales.

 

Retomando su exposición acerca del desarrollo educativo de los oficiales Sr. Leegstra indico que, luego de aprobado este curso, pueden pasar a la segunda escuela del ISEP, la “Escuela de Especialidades” de jerarquía superior que cuenta con una impronta de coordinación en donde se lleva adelante la educación respecto al uso y manejo de los diversos recursos materiales, humanos y capacidad de liderazgo; y de trabajo del concepto de seguridad abarcado desde distintos ángulos operativo-teóricos. En la misma se encontraran en formación desde sub-oficiales a inspectores.

 

Una vez concluida su formación en esta escuela y egresados podrán formar parte de la tercera escuela de formación que conforma el ISEP, la “Escuela Superior de Seguridad Publica” que tiene por misión dictar los cursos de perfeccionamiento para los agrupamientos Dirección y Supervisión, a ella concurrirán aquellos que deseen concursar por puestos desde sub-comisario. A estas tres escuelas las atraviesan seminarios de temas actuales como violencia de género, narcotráfico, etc. que interpelan a todas las jerarquías.

 

Además de las escuelas que posee el ISEP, el Sr. Leegstra informó a los presentes con sumo agrado que, para permitir y fortalecer la educación continua de los efectivos este año se lograron dos grandes metas, que son, la creación de la “Licenciatura en Seguridad Publica” articulada con la Universidad del Litoral de modo que ahora la policía cuenta con una carrera de grado; y la “Tecnicatura de Agrupados” que permite la unificación en el nuevo sistema de jerarquía única a aquellos oficiales no egresados del ISEP que surgieron luego de la declaración de emergencia en seguridad y que corresponden al 40% de la fuerza.

 

El Dr. Cristini formulo también dos preguntas acerca de la evaluación que ellos hacen del desarrollo del nuevo sistema y, trayendo a colación un tema tratado con el Ministro Pullaro, cómo logra el ISEP recrear y fortalecer el orgullo policial aún más cuando estos efectivos ponen sus vidas en peligro para la seguridad de un individuo ajeno a ellos. Con respecto a estos dos puntos la Dra. Viglione comento que, el comienzo de la implementación del nuevo sistema de jerarquía única trajo aparejado ciertas complicaciones en lo que respecta al proceso de transición, pero que ahora el sistema único cuenta con un 60% de la fuerza. De acuerdo al desarrollo de un orgullo policial, el Sr. Leegstra indicó que, durante toda la formación, ya sea la inicial o las superiores se le inculca al efectivo un fuerte sentido de pertenencia, un orgullo por los símbolos de la nación, la provincia y los propios de la policía, y se busca que el Ejecutivo de la Provincia honre a sus caídos o heridos de modo que se reasegure el apoyo a los efectivos en el desarrollo de sus funciones.

 

Antes de concluir la reunión la Dra. Raggio consulto si las mujeres, en las instituciones del ISEP, tienen un espacio de protección ante cualquier tipo de violentarían contra ellas que no sea un superior que puede ser hombre. A esto la Dra. Viglione comprendió que, dentro de una institución verticalista es dificultoso establecer una correcta línea de delimitación entre un abuso de poder y el cumplimiento de una orden. Para esto llevan a cabo distintos espacios de debate exclusivo para mujeres y reafirmo la educación constante y transversal que realizan con respecto a temas de género y derechos humanos.

 

Finalizada la reunión el Sr. Leegstra invito a los presentes a visitar el ISEP e incluso sugirió que se haga sin aviso así pueden ver el verdadero funcionamiento de la institución

 

 

 

Junto al Gobierno provincial trabajamos por mejoras en la seguridad ciudadana.