Las causas "juguetes" y "armas" terminaron archivadas. Las causas "cuadernos", AMIA y Nisman, tendrán el mismo destino?
Noticias

Las causas "juguetes" y "armas" terminaron archivadas. Las causas "cuadernos", AMIA y Nisman, tendrán el mismo destino?

 

 Como ya es de público conocimiento, Carlos Saúl Menem, quien fuera dos veces presidente de la Nación, fue recientemente absuelto en la Causa Armas, tras un juicio que duró más de 20 años. Un proceso similar al que se vivió hace más de una década, cuando en el año 2005 prescribió la emblemática causa de los Juguetes que involucraba al ex vicegobernador de la provincia de Santa Fe, Antonio Vanrell.


En ninguna de las dos causas recayó una sentencia definitiva, que estableciera responsabilidades o absoluciones, es decir que ambas quedaron sumidas en el desconcierto. Una repetida falta de definiciones que provoca un gran descrédito hacia la justicia, por parte de toda la ciudadanía, que estuvo pendiente de los graves hechos denunciados.
La inacción judicial parece reafirmar el postulado de que “con el tiempo todo pasa”. Y hoy, a más de veinte años del inicio de estos casos es escaso, o directamente nulo, el recuerdo que queda en la sociedad.


La presunta y nunca más develada responsabilidad penal sirvió políticamente a los poderes de turno, pues es evidente que se aprovechó el proceso para torcer voluntades. Se recuerdan los “cuernitos” de Néstor al ingreso de Menem, pero también la posterior alianza indisoluble de ambos durante todo el interregno “K”.


Los dos ejemplos, uno de la Justicia Federal y otro de la Provincial son demostrativo de la falencia judicial a la hora de manejar causas en donde está comprometido el poder político.


Es reprochable tanto la inacción como la falta de definición, ya sea para archivar la causa por falta de pruebas como para dictar sentencia absolviendo o condenando a los imputados.


Por otra parte, tampoco parece cuestionarse el despilfarro de recursos del estado, ni reconocerse a los responsables de la demora, inacción, acedia y desgano; no hay sumario, juicio de responsabilidad juri de enjuiciamiento, Consejo de la Magistratura.


Resuena la frase malograda del Ministro de Justicia, Germán Garavano, cuando decía que no es bueno que un expresidente vaya preso. Y resulta difícil no interpretarla casi como un axioma de la justicia.


La pregunta a futuro es si terminarán igualmente archivadas las causas de los “Cuadernos”, “AMIA”, “Nisman” o “las inundaciones en Santa Fe”.


Resulta menester elevar una advertencia, dar un gran alerta a la justicia para que ninguno de estos procesos quede olvidado en el tiempo o sea utilizado para conveniencia política. Hay que resguardar la independencia de los poderes, para dar a cada uno lo que le corresponde y volver a honrar los procesos judiciales.

Volver
Foro Regional Rosario
Las causas "juguetes" y "armas" terminaron archivadas. Las causas "cuadernos", AMIA y Nisman, tendrán el mismo destino?

 

 Como ya es de público conocimiento, Carlos Saúl Menem, quien fuera dos veces presidente de la Nación, fue recientemente absuelto en la Causa Armas, tras un juicio que duró más de 20 años. Un proceso similar al que se vivió hace más de una década, cuando en el año 2005 prescribió la emblemática causa de los Juguetes que involucraba al ex vicegobernador de la provincia de Santa Fe, Antonio Vanrell.


En ninguna de las dos causas recayó una sentencia definitiva, que estableciera responsabilidades o absoluciones, es decir que ambas quedaron sumidas en el desconcierto. Una repetida falta de definiciones que provoca un gran descrédito hacia la justicia, por parte de toda la ciudadanía, que estuvo pendiente de los graves hechos denunciados.
La inacción judicial parece reafirmar el postulado de que “con el tiempo todo pasa”. Y hoy, a más de veinte años del inicio de estos casos es escaso, o directamente nulo, el recuerdo que queda en la sociedad.


La presunta y nunca más develada responsabilidad penal sirvió políticamente a los poderes de turno, pues es evidente que se aprovechó el proceso para torcer voluntades. Se recuerdan los “cuernitos” de Néstor al ingreso de Menem, pero también la posterior alianza indisoluble de ambos durante todo el interregno “K”.


Los dos ejemplos, uno de la Justicia Federal y otro de la Provincial son demostrativo de la falencia judicial a la hora de manejar causas en donde está comprometido el poder político.


Es reprochable tanto la inacción como la falta de definición, ya sea para archivar la causa por falta de pruebas como para dictar sentencia absolviendo o condenando a los imputados.


Por otra parte, tampoco parece cuestionarse el despilfarro de recursos del estado, ni reconocerse a los responsables de la demora, inacción, acedia y desgano; no hay sumario, juicio de responsabilidad juri de enjuiciamiento, Consejo de la Magistratura.


Resuena la frase malograda del Ministro de Justicia, Germán Garavano, cuando decía que no es bueno que un expresidente vaya preso. Y resulta difícil no interpretarla casi como un axioma de la justicia.


La pregunta a futuro es si terminarán igualmente archivadas las causas de los “Cuadernos”, “AMIA”, “Nisman” o “las inundaciones en Santa Fe”.


Resulta menester elevar una advertencia, dar un gran alerta a la justicia para que ninguno de estos procesos quede olvidado en el tiempo o sea utilizado para conveniencia política. Hay que resguardar la independencia de los poderes, para dar a cada uno lo que le corresponde y volver a honrar los procesos judiciales.

Las causas "juguetes" y "armas" terminaron archivadas. Las causas "cuadernos", AMIA y Nisman, tendrán el mismo destino?