El sistema policial tendría que ser estrictamente operacional
Noticias

El sistema policial tendría que ser estrictamente operacional

 El Foro Regional Rosario realizó una charla vía streaming con Marcelo Saín, Ministro de Seguridad de Santa Fe, en el que se planteó: ¿Es posible una mejor policía para Santa Fe? El encuentro se realizó el jueves 24 de setiembre y superó los 100 espectadores.

 

En su disertacióEl Foro Regional Rosario realizó una charla vía streaming con Marcelo Saín, Ministro de Seguridad de Santa Fe, en el que se planteó: ¿Es posible una mejor policía para Santa Fe? El encuentro se realizó el jueves 24 de setiembre y superó los 100 espectadores.

 

En su disertación, Marcelo Saín presentó Proyecto de Ley del Sistema Policial de la Provincia de Santa Fe que, junto al de Seguridad Pública y de Control del Sistema Policial, tiene como objetivo mejorar el funcionamiento del sistema de seguridad en la provincia, a través de un “Plan de Modernización Normativa”.

 

“La policía de Santa Fe tiene una matriz policial muy antigua e inadecuada para atender la complejidad de los problemas criminales y eso es lo que motiva este conjunto de cambios que apuntan, en muchísimo sentidos, a cuestiones y recambios que ya habían sido formulados años anteriores”, señaló.

 

Este proyecto de ley, que contiene 187 artículos, podría tardar dos años en ser aprobado y puesto en vigencia. Sin embargo, el titular de la cartera de seguridad confía en que se apruebe este año, “porque vemos que hay muy buena voluntad de sectores de la oposición. Hay cosas que están largamente conversadas y discutidas en diversos ámbitos”, aseveró haciendo además alusión a las diversas presentaciones y debates que se han realizado con distintos sectores de la sociedad civil y la política para exponer estas leyes de reforma.

 

El proyecto se divide en siete partes fundamentales: Sistema policial provincial, Estructura, Funcionamiento, Regulaciones básicas de la actuación policial, Régimen profesional, Implementación y Disposiciones Complementarias y Transitorias.

 

Entre los puntos que destacó en la conferencia, se pueden mencionar cuatro tipo de servicios policiales abocados a la seguridad preventiva, la investigación criminal, las operaciones especiales y el control policial; con la idea es conformar una policía altamente especializada.

 

Otro de los aspectos fundamentales es la reivindicación de la conducción política. “En una democracia los que deciden qué tipo de policías tenemos que tener y de qué manera se debe utilizar la policía, son las políticas institucionales en materia de seguridad pública”.

 

Un eje importante de la reforma es el de sacarle a la estructura policial todo tipo de tarea administrativa. “Queremos sacar todo lo que se relacione con la administración general del sistema policial para dejar a la policía exclusivamente en tareas operacionales, de forma que haya más personas en las calles y menos en las oficinas administrativas”, indicó.

 

En el proyecto se plantea además una Dirección superior del Sistema policial, bajo la órbita del Ministerio de Seguridad, que tiene cuatro grandes tareas: La planificación estratégica, la conducción operacional, la gestión de la incorporación y la educación policial y el control policial. La Administración general del sistema policial, también a cargo del Ministerio, comprende la gestión administrativa; contable, económica y financiera; presupuestaria; de infraestructura; de los recursos humanos y de los asuntos jurídicos.

 

También definió una serie de activEl Foro Regional Rosario realizó una charla vía streaming con Marcelo Saín, Ministro de Seguridad de Santa Fe, en el que se planteó: ¿Es posible una mejor policía para Santa Fe? El encuentro se realizó el jueves 24 de setiembre y superó los 100 espectadores.

 

En su disertación, Marcelo Saín presentó Proyecto de Ley del Sistema Policial de la Provincia de Santa Fe que, junto al de Seguridad Pública y de Control del Sistema Policial, tiene como objetivo mejorar el funcionamiento del sistema de seguridad en la provincia, a través de un “Plan de Modernización Normativa”.

 

“La policía de Santa Fe tiene una matriz policial muy antigua e inadecuada para atender la complejidad de los problemas criminales y eso es lo que motiva este conjunto de cambios que apuntan, en muchísimo sentidos, a cuestiones y recambios que ya habían sido formulados años anteriores”, señaló.

 

Este proyecto de ley, que contiene 187 artículos, podría tardar dos años en ser aprobado y puesto en vigencia. Sin embargo, el titular de la cartera de seguridad confía en que se apruebe este año, “porque vemos que hay muy buena voluntad de sectores de la oposición. Hay cosas que están largamente conversadas y discutidas en diversos ámbitos”, aseveró haciendo además alusión a las diversas presentaciones y debates que se han realizado con distintos sectores de la sociedad civil y la política para exponer estas leyes de reforma.

 

El proyecto se divide en siete partes fundamentales: Sistema policial provincial, Estructura, Funcionamiento, Regulaciones básicas de la actuación policial, Régimen profesional, Implementación y Disposiciones Complementarias y Transitorias.

 

Entre los puntos que destacó en la conferencia, se pueden mencionar cuatro tipo de servicios policiales abocados a la seguridad preventiva, la investigación criminal, las operaciones especiales y el control policial; con la idea es conformar una policía altamente especializada.

 

Otro de los aspectos fundamentales es la reivindicación de la conducción política. “En una democracia los que deciden qué tipo de policías tenemos que tener y de qué manera se debe utilizar la policía, son las políticas institucionales en materia de seguridad pública”.

 

Un eje importante de la reforma es el de sacarle a la estructura policial todo tipo de tarea administrativa. “Queremos sacar todo lo que se relacione con la administración general del sistema policial para dejar a la policía exclusivamente en tareas operacionales, de forma que haya más personas en las calles y menos en las oficinas administrativas”, indicó.

 

En el proyecto se plantea además una Dirección superior del Sistema policial, bajo la órbita del Ministerio de Seguridad, que tiene cuatro grandes tareas: La planificación estratégica, la conducción operacional, la gestión de la incorporación y la educación policial y el control policial. La Administración general del sistema poEl Foro Regional Rosario realizó una charla vía streaming con Marcelo Saín, Ministro de Seguridad de Santa Fe, en el que se planteó: ¿Es posible una mejor policía para Santa Fe? El encuentro se realizó el jueves 24 de setiembre y superó los 100 espectadores.

 

En su disertación, Marcelo Saín presentó Proyecto de Ley del Sistema Policial de la Provincia de Santa Fe que, junto al de Seguridad Pública y de Control del Sistema Policial, tiene como objetivo mejorar el funcionamiento del sistema de seguridad en la provincia, a través de un “Plan de Modernización Normativa”.

 

“La policía de Santa Fe tiene una matriz policial muy antigua e inadecuada para atender la complejidad de los problemas criminales y eso es lo que motiva este conjunto de cambios que apuntan, en muchísimo sentidos, a cuestiones y recambios que ya habían sido formulados años anteriores”, señaló.

 

Este proyecto de ley, que contiene 187 artículos, podría tardar dos años en ser aprobado y puesto en vigencia. Sin embargo, el titular de la cartera de seguridad confía en que se apruebe este año, “porque vemos que hay muy buena voluntad de sectores de la oposición. Hay cosas que están largamente conversadas y discutidas en diversos ámbitos”, aseveró haciendo además alusión a las diversas presentaciones y debates que se han realizado con distintos sectores de la sociedad civil y la política para exponer estas leyes de reforma.

 

El proyecto se divide en siete partes fundamentales: Sistema policial provincial, Estructura, Funcionamiento, Regulaciones básicas de la actuación policial, Régimen profesional, Implementación y Disposiciones Complementarias y Transitorias.

 

Entre los puntos que destacó en la conferencia, se pueden mencionar cuatro tipo de servicios policiales abocados a la seguridad preventiva, la investigación criminal, las operaciones especiales y el control policial; con la idea es conformar una policía altamente especializada.

 

Otro de los aspectos fundamentales es la reivindicación de la conducción política. “En una democracia los que deciden qué tipo de policías tenemos que tener y de qué manera se debe utilizar la policía, son las políticas institucionales en materia de seguridad pública”.

 

Un eje importante de la reforma es el de sacarle a la estructura policial todo tipo de tarea administrativa. “Queremos sacar todo lo que se relacione con la administración general del sistema policial para dejar a la policía exclusivamente en tareas operacionales, de forma que haya más personas en las calles y menos en las oficinas administrativas”, indicó.

 

En el proyecto se plantea además una Dirección superior del Sistema policial, bajo la órbita del Ministerio de Seguridad, que tiene cuatro grandes tareas: La planificación estratégica, la conducción operacional, la gestión de la incorporación y la educación policial y el control policial. La Administración general del sistema policial, también a cargo del Ministerio, comprende la gestión administrativa; contable, económica y financiera; presupuestaria; de infraestructura; de los recursos humanos y de los asuntos jurídicos.

 

También definió una serie de actividades que deben estar prohibidas dentro de sus funciones como actividades institucionales que sea ajenas a su accionar, practicar notificaciones o cualquier tipo de diligencia judicial o penitenciaria o realizar custodia de edificios públicos, ajenos al ministerio de Seguridad y del sistema policial provincial.

 

La inteligencia criminal es otro deEl Foro Regional Rosario realizó una charla vía streaming con Marcelo Saín, Ministro de Seguridad de Santa Fe, en el que se planteó: ¿Es posible una mejor policía para Santa Fe? El encuentro se realizó el jueves 24 de setiembre y superó los 100 espectadores.

 

En su disertación, Marcelo Saín presentó Proyecto de Ley del Sistema Policial de la Provincia de Santa Fe que, junto al de Seguridad Pública y de Control del Sistema Policial, tiene como objetivo mejorar el funcionamiento del sistema de seguridad en la provincia, a través de un “Plan de Modernización Normativa”.

 

“La policía de Santa Fe tiene una matriz policial muy antigua e inadecuada para atender la complejidad de los problemas criminales y eso es lo que motiva este conjunto de cambios que apuntan, en muchísimo sentidos, a cuestiones y recambios que ya habían sido formulados años anteriores”, señaló.

 

Este proyecto de ley, que contiene 187 artículos, podría tardar dos años en ser aprobado y puesto en vigencia. Sin embargo, el titular de la cartera de seguridad confía en que se apruebe este año, “porque vemos que hay muy buena voluntad de sectores de la oposición. Hay cosas que están largamente conversadas y discutidas en diversos ámbitos”, aseveró haciendo además alusión a las diversas presentaciones y debates que se han realizado con distintos sectores de la sociedad civil y la política para exponer estas leyes de reforma.

 

El proyecto se divide en siete partes fundamentales: Sistema policial provincial, Estructura, Funcionamiento, Regulaciones básicas de la actuación policial, Régimen profesional, Implementación y Disposiciones Complementarias y Transitorias.

 

Entre los puntos que destacó en la conferencia, se pueden mencionar cuatro tipo de servicios policiales abocados a la seguridad preventiva, la investigación criminal, las operaciones especiales y el control policial; con la idea es conformar una policía altamente especializada.

 

Otro de los aspectos fundamentales es la reivindicación de la conducción política. “En una democracia los que deciden qué tipo de policías tenemos que tener y de qué manera se debe utilizar la policía, son las políticas institucionales en materia de seguridad pública”.

 

Un eje importante de la reforma es el de sacarle a la estructura policial todo tipo de tarea administrativa. “Queremos sacar todo lo que se relacione con la administración general del sistema policial para dejar a la policía exclusivamente en tareas operacionales, de forma que haya más personas en las calles y menos en las oficinas administrativas”, indicó.

 

En el proyecto se plantea además una Dirección superior del Sistema policial, bajo la órbita del Ministerio de Seguridad, que tiene cuatro grandes tareas: La planificación estratégica, la conducción operacional, la gestión de la incorporación y la educación policial y el control policial. La Administración general del sistema policial, también a cargo del Ministerio, comprende la gestión administrativa; contable, económica y financiera; presupuestaria; de infraestructura; de los recursos humanos y de los asuntos jurídicos.

 

También definió una serie de actividades que deben estar prohibidas dentro de sus funciones como actividades institucionales que sea ajenas a su accionar, practicar notificaciones o cualquier tipo de diligencia judicial o penitenciaria o realizar custodia de edificios públicos, ajenos al ministerio de Seguridad y del sistema policial provincial.

 

La inteligencia criminal es otro de los aspectos comprendidos en el proyecto y en los que se apuesta a que sea toda una especialidad. “En Santa Fe es notoria la falta de profesionalismo en material de inteligencia criminal. Si la policía está para prevenir y controlar crímenes, no conocer a la naturaleza de los mismos hace que la policía se convierta en cualquier cosa menos en una institución que combate el crimen”.

 

Al momento del debate se planteó qué sucede en el “mientras tanto”, en referencia a los tiempos de implementación de esta ley. Al respecto, Sain comentó que se prevé la creación de una Comisión Implementación de la Modernización Policial, que contemplen que las nuevas estructuras orgánicas y operacionales se desplieguen y entren en funcionamiento al mismo tiempo que se desarticulan y dejan de ejercer dichas funciones de las estructuras existentes.

 

La inseguridad en Rosario y la ola de crímenes fue otro de los temas abordados en el debate. “En estos meses se ha avanzado mucho en lograr el esclarecimiento de los crímenes en corto tiempo. Es un tema muy complejo porque hay una fragmentación del mundo criminal. Hoy el negocio de la droga que se achicó porque hay menos dinero y hay una disputa por el mercadeo de droga enorme”, explicó y aportó dos datos: Santa Fe tiene un bajo nivel de homicidios en ocasión de robo. Está en el índice del 7%, mientras que en Buenos Aires asciende el 30%. Además, en Rosario el 80 % de la violencia letal se concentra en el 13 % del territorio.

 

Es por esta razón que en estos días se está comenzando a ingresar en los barrios populares de alta letalidad. “Tenemos que entrar y hacer ciudadanía en esos lugares, de la mano de todos los efectores sociales, incluso con instituciones de la sociedad como el mismo Foro Regional Rosario”, recalcó. los aspectos comprendidos en el proyecto y en los que se apuesta a que sea toda una especialidad. “En Santa Fe es notoria la falta de profesionalismo en material de inteligencia criminal. Si la policía está para prevenir y controlar crímenes, no conocer a la naturaleza de los mismos hace que la policía se convierta en cualquier cosa menos en una institución que combate el crimen”.

 

Al momento del debate se planteó qué sucede en el “mientras tanto”, en referencia a los tiempos de implementación de esta ley. Al respecto, Sain comentó que se prevé la creación de una Comisión Implementación de la Modernización Policial, que contemplen que las nuevas estructuras orgánicas y operacionales se desplieguen y entren en funcionamiento al mismo tiempo que se desarticulan y dejan de ejercer dichas funciones de las estructuras existentes.

 

La inseguridad en Rosario y la ola de crímenes fue otro de los temas abordados en el debate. “En estos meses se ha avanzado mucho en lograr el esclarecimiento de los crímenes en corto tiempo. Es un tema muy complejo porque hay una fragmentación del mundo criminal. Hoy el negocio de la droga que se achicó porque hay menos dinero y hay una disputa por el mercadeo de droga enorme”, explicó y aportó dos datos: Santa Fe tiene un bajo nivel de homicidios en ocasión de robo. Está en el índice del 7%, mientras que en Buenos Aires asciende el 30%. Además, en Rosario el 80 % de la violencia letal se concentra en el 13 % del territorio.

 

Es por esta razón que en estos días se está comenzando a ingresar en los barrios populares de alta letalidad. “Tenemos que entrar y hacer ciudadanía en esos lugares, de la mano de todos los efectores sociales, incluso con instituciones de la sociedad como el mismo Foro Regional Rosario”, recalcó.licial, también a cargo del Ministerio, comprende la gestión administrativa; contable, económica y financiera; presupuestaria; de infraestructura; de los recursos humanos y de los asuntos jurídicos.

 

También definió una serie de actividades que deben estar prohibidas dentro de sus funciones como actividades institucionales que sea ajenas a su accionar, practicar notificaciones o cualquier tipo de diligencia judicial o penitenciaria o realizar custodia de edificios públicos, ajenos al ministerio de Seguridad y del sistema policial provincial.

 

La inteligencia criminal es otro de los aspectos comprendidos en el proyecto y en los que se apuesta a que sea toda una especialidad. “En Santa Fe es notoria la falta de profesionalismo en material de inteligencia criminal. Si la policía está para prevenir y controlar crímenes, no conocer a la naturaleza de los mismos hace que la policía se convierta en cualquier cosa menos en una institución que combate el crimen”.

 

Al momento del debate se planteó qué sucede en el “mientras tanto”, en referencia a los tiempos de implementación de esta ley. Al respecto, Sain comentó que se prevé la creación de una Comisión Implementación de la Modernización Policial, que contemplen que las nuevas estructuras orgánicas y operacionales se desplieguen y entren en funcionamiento al mismo tiempo que se desarticulan y dejan de ejercer dichas funciones de las estructuras existentes.

 

La inseguridad en Rosario y la ola de crímenes fue otro de los temas abordados en el debate. “En estos meses se ha avanzado mucho en lograr el esclarecimiento de los crímenes en corto tiempo. Es un tema muy complejo porque hay una fragmentación del mundo criminal. Hoy el negocio de la droga que se achicó porque hay menos dinero y hay una disputa por el mercadeo de droga enorme”, explicó y aportó dos datos: Santa Fe tiene un bajo nivel de homicidios en ocasión de robo. Está en el índice del 7%, mientras que en Buenos Aires asciende el 30%. Además, en Rosario el 80 % de la violencia letal se concentra en el 13 % del territorio.

 

Es por esta razón que en estos días se está comenzando a ingresar en los barrios populares de alta letalidad. “Tenemos que entrar y hacer ciudadanía en esos lugares, de la mano de todos los efectores sociales, incluso con instituciones de la sociedad como el mismo Foro Regional Rosario”, recalcóidades que deben estar prohibidas dentro de sus funciones como actividades institucionales que sea ajenas a su accionar, practicar notificaciones o cualquier tipo de diligencia judicial o penitenciaria o realizar custodia de edificios públicos, ajenos al ministerio de Seguridad y del sistema policial provincial.

 

La inteligencia criminal es otro de los aspectos comprendidos en el proyecto y en los que se apuesta a que sea toda una especialidad. “En Santa Fe es notoria la falta de profesionalismo en material de inteligencia criminal. Si la policía está para prevenir y controlar crímenes, no conocer a la naturaleza de los mismos hace que la policía se convierta en cualquier cosa menos en una institución que combate el crimen”.

 

Al momento del debate se planteó qué sucede en el “mientras tanto”, en referencia a los tiempos de implementación de esta ley. Al respecto, Sain comentó que se prevé la creación de una Comisión Implementación de la Modernización Policial, que contemplen que las nuevas estructuras orgánicas y operacionales se desplieguen y entren en funcionamiento al mismo tiempo que se desarticulan y dejan de ejercer dichas funciones de las estructuras existentes.

 

La inseguridad en Rosario y la ola de crímenes fue otro de los temas abordados en el debate. “En estos meses se ha avanzado mucho en lograr el esclarecimiento de los crímenes en corto tiempo. Es un tema muy complejo porque hay una fragmentación del mundo criminal. Hoy el negocio de la droga que se achicó porque hay menos dinero y hay una disputa por el mercadeo de droga enorme”, explicó y aportó dos datos: Santa Fe tiene un bajo nivel de homicidios en ocasión de robo. Está en el índice del 7%, mientras que en Buenos Aires asciende el 30%. Además, en Rosario el 80 % de la violencia letal se concentra en el 13 % del territorio.

 

Es por esta razón que en estos días se está comenzando a ingresar en los barrios populares de alta letalidad. “Tenemos que entrar y hacer ciudadanía en esos lugares, de la mano de todos los efectores sociales, incluso con instituciones de la sociedad como el mismo Foro Regional Rosario”, recalcó.n, Marcelo Saín presentó Proyecto de Ley del Sistema Policial de la Provincia de Santa Fe que, junto al de Seguridad Pública y de Control del Sistema Policial, tiene como objetivo mejorar el funcionamiento del sistema de seguridad en la provincia, a través de un “Plan de Modernización Normativa”.

 

“La policía de Santa Fe tiene una matriz policial muy antigua e inadecuada para atender la complejidad de los problemas criminales y eso es lo que motiva este conjunto de cambios que apuntan, en muchísimo sentidos, a cuestiones y recambios que ya habían sido formulados años anteriores”, señaló.

 

Este proyecto de ley, que contiene 187 artículos, podría tardar dos años en ser aprobado y puesto en vigencia. Sin embargo, el titular de la cartera de seguridad confía en que se apruebe este año, “porque vemos que hay muy buena voluntad de sectores de la oposición. Hay cosas que están largamente conversadas y discutidas en diversos ámbitos”, aseveró haciendo además alusión a las diversas presentaciones y debates que se han realizado con distintos sectores de la sociedad civil y la política para exponer estas leyes de reforma.

 

El proyecto se divide en siete partes fundamentales: Sistema policial provincial, Estructura, Funcionamiento, Regulaciones básicas de la actuación policial, Régimen profesional, Implementación y Disposiciones Complementarias y Transitorias.

 

Entre los puntos que destacó en la conferencia, se pueden mencionar cuatro tipo de servicios policiales abocados a la seguridad preventiva, la investigación criminal, las operaciones especiales y el control policial; con la idea es conformar una policía altamente especializada.

 

Otro de los aspectos fundamentales es la reivindicación de la conducción política. “En una democracia los que deciden qué tipo de policías tenemos que tener y de qué manera se debe utilizar la policía, son las políticas institucionales en materia de seguridad pública”.

 

Un eje importante de la reforma es el de sacarle a la estructura policial todo tipo de tarea administrativa. “Queremos sacar todo lo que se relacione con la administración general del sistema policial para dejar a la policía exclusivamente en tareas operacionales, de forma que haya más personas en las calles y menos en las oficinas administrativas”, indicó.

 

En el proyecto se plantea además una Dirección superior del Sistema policial, bajo la órbita del Ministerio de Seguridad, que tiene cuatro grandes tareas: La planificación estratégica, la conducción operacional, la gestión de la incorporación y la educación policial y el control policial. La Administración general del sistema policial, también a cargo del Ministerio, comprende la gestión administrativa; contable, económica y financiera; presupuestaria; de infraestructura; de los recursos humanos y de los asuntos jurídicos.

 

También definió una serie de actividades que deben estar prohibidas dentro de sus funciones como actividades institucionales que sea ajenas a su accionar, practicar notificaciones o cualquier tipo de diligencia judicial o penitenciaria o realizar custodia de edificios públicos, ajenos al ministerio de Seguridad y del sistema policial provincial.

 

La inteligencia criminal es otro de los aspectos comprendidos en el proyecto y en los que se apuesta a que sea toda una especialidad. “En Santa Fe es notoria la falta de profesionalismo en material de inteligencia criminal. Si la policía está para prevenir y controlar crímenes, no conocer a la naturaleza de los mismos hace que la policía se convierta en cualquier cosa menos en una institución que combate el crimen”.

 

Al momento del debate se planteó qué sucede en el “mientras tanto”, en referencia a los tiempos de implementación de esta ley. Al respecto, Sain comentó que se prevé la creación de una Comisión Implementación de la Modernización Policial, que contemplen que las nuevas estructuras orgánicas y operacionales se desplieguen y entren en funcionamiento al mismo tiempo que se desarticulan y dejan de ejercer dichas funciones de las estructuras existentes.

 

La inseguridad en Rosario y la ola de crímenes fue otro de los temas abordados en el debate. “En estos meses se ha avanzado mucho en lograr el esclarecimiento de los crímenes en corto tiempo. Es un tema muy complejo porque hay una fragmentación del mundo criminal. Hoy el negocio de la droga que se achicó porque hay menos dinero y hay una disputa por el mercadeo de droga enorme”, explicó y aportó dos datos: Santa Fe tiene un bajo nivel de homicidios en ocasión de robo. Está en el índice del 7%, mientras que en Buenos Aires asciende el 30%. Además, en Rosario el 80 % de la violencia letal se concentra en el 13 % del territorio.

 

Es por esta razón que en estos días se está comenzando a ingresar en los barrios populares de alta letalidad. “Tenemos que entrar y hacer ciudadanía en esos lugares, de la mano de todos los efectores sociales, incluso con instituciones de la sociedad como el mismo Foro Regional Rosario”, recalcó.

Volver
Foro Regional Rosario
El sistema policial tendría que ser estrictamente operacional

 El Foro Regional Rosario realizó una charla vía streaming con Marcelo Saín, Ministro de Seguridad de Santa Fe, en el que se planteó: ¿Es posible una mejor policía para Santa Fe? El encuentro se realizó el jueves 24 de setiembre y superó los 100 espectadores.

 

En su disertacióEl Foro Regional Rosario realizó una charla vía streaming con Marcelo Saín, Ministro de Seguridad de Santa Fe, en el que se planteó: ¿Es posible una mejor policía para Santa Fe? El encuentro se realizó el jueves 24 de setiembre y superó los 100 espectadores.

 

En su disertación, Marcelo Saín presentó Proyecto de Ley del Sistema Policial de la Provincia de Santa Fe que, junto al de Seguridad Pública y de Control del Sistema Policial, tiene como objetivo mejorar el funcionamiento del sistema de seguridad en la provincia, a través de un “Plan de Modernización Normativa”.

 

“La policía de Santa Fe tiene una matriz policial muy antigua e inadecuada para atender la complejidad de los problemas criminales y eso es lo que motiva este conjunto de cambios que apuntan, en muchísimo sentidos, a cuestiones y recambios que ya habían sido formulados años anteriores”, señaló.

 

Este proyecto de ley, que contiene 187 artículos, podría tardar dos años en ser aprobado y puesto en vigencia. Sin embargo, el titular de la cartera de seguridad confía en que se apruebe este año, “porque vemos que hay muy buena voluntad de sectores de la oposición. Hay cosas que están largamente conversadas y discutidas en diversos ámbitos”, aseveró haciendo además alusión a las diversas presentaciones y debates que se han realizado con distintos sectores de la sociedad civil y la política para exponer estas leyes de reforma.

 

El proyecto se divide en siete partes fundamentales: Sistema policial provincial, Estructura, Funcionamiento, Regulaciones básicas de la actuación policial, Régimen profesional, Implementación y Disposiciones Complementarias y Transitorias.

 

Entre los puntos que destacó en la conferencia, se pueden mencionar cuatro tipo de servicios policiales abocados a la seguridad preventiva, la investigación criminal, las operaciones especiales y el control policial; con la idea es conformar una policía altamente especializada.

 

Otro de los aspectos fundamentales es la reivindicación de la conducción política. “En una democracia los que deciden qué tipo de policías tenemos que tener y de qué manera se debe utilizar la policía, son las políticas institucionales en materia de seguridad pública”.

 

Un eje importante de la reforma es el de sacarle a la estructura policial todo tipo de tarea administrativa. “Queremos sacar todo lo que se relacione con la administración general del sistema policial para dejar a la policía exclusivamente en tareas operacionales, de forma que haya más personas en las calles y menos en las oficinas administrativas”, indicó.

 

En el proyecto se plantea además una Dirección superior del Sistema policial, bajo la órbita del Ministerio de Seguridad, que tiene cuatro grandes tareas: La planificación estratégica, la conducción operacional, la gestión de la incorporación y la educación policial y el control policial. La Administración general del sistema policial, también a cargo del Ministerio, comprende la gestión administrativa; contable, económica y financiera; presupuestaria; de infraestructura; de los recursos humanos y de los asuntos jurídicos.

 

También definió una serie de activEl Foro Regional Rosario realizó una charla vía streaming con Marcelo Saín, Ministro de Seguridad de Santa Fe, en el que se planteó: ¿Es posible una mejor policía para Santa Fe? El encuentro se realizó el jueves 24 de setiembre y superó los 100 espectadores.

 

En su disertación, Marcelo Saín presentó Proyecto de Ley del Sistema Policial de la Provincia de Santa Fe que, junto al de Seguridad Pública y de Control del Sistema Policial, tiene como objetivo mejorar el funcionamiento del sistema de seguridad en la provincia, a través de un “Plan de Modernización Normativa”.

 

“La policía de Santa Fe tiene una matriz policial muy antigua e inadecuada para atender la complejidad de los problemas criminales y eso es lo que motiva este conjunto de cambios que apuntan, en muchísimo sentidos, a cuestiones y recambios que ya habían sido formulados años anteriores”, señaló.

 

Este proyecto de ley, que contiene 187 artículos, podría tardar dos años en ser aprobado y puesto en vigencia. Sin embargo, el titular de la cartera de seguridad confía en que se apruebe este año, “porque vemos que hay muy buena voluntad de sectores de la oposición. Hay cosas que están largamente conversadas y discutidas en diversos ámbitos”, aseveró haciendo además alusión a las diversas presentaciones y debates que se han realizado con distintos sectores de la sociedad civil y la política para exponer estas leyes de reforma.

 

El proyecto se divide en siete partes fundamentales: Sistema policial provincial, Estructura, Funcionamiento, Regulaciones básicas de la actuación policial, Régimen profesional, Implementación y Disposiciones Complementarias y Transitorias.

 

Entre los puntos que destacó en la conferencia, se pueden mencionar cuatro tipo de servicios policiales abocados a la seguridad preventiva, la investigación criminal, las operaciones especiales y el control policial; con la idea es conformar una policía altamente especializada.

 

Otro de los aspectos fundamentales es la reivindicación de la conducción política. “En una democracia los que deciden qué tipo de policías tenemos que tener y de qué manera se debe utilizar la policía, son las políticas institucionales en materia de seguridad pública”.

 

Un eje importante de la reforma es el de sacarle a la estructura policial todo tipo de tarea administrativa. “Queremos sacar todo lo que se relacione con la administración general del sistema policial para dejar a la policía exclusivamente en tareas operacionales, de forma que haya más personas en las calles y menos en las oficinas administrativas”, indicó.

 

En el proyecto se plantea además una Dirección superior del Sistema policial, bajo la órbita del Ministerio de Seguridad, que tiene cuatro grandes tareas: La planificación estratégica, la conducción operacional, la gestión de la incorporación y la educación policial y el control policial. La Administración general del sistema poEl Foro Regional Rosario realizó una charla vía streaming con Marcelo Saín, Ministro de Seguridad de Santa Fe, en el que se planteó: ¿Es posible una mejor policía para Santa Fe? El encuentro se realizó el jueves 24 de setiembre y superó los 100 espectadores.

 

En su disertación, Marcelo Saín presentó Proyecto de Ley del Sistema Policial de la Provincia de Santa Fe que, junto al de Seguridad Pública y de Control del Sistema Policial, tiene como objetivo mejorar el funcionamiento del sistema de seguridad en la provincia, a través de un “Plan de Modernización Normativa”.

 

“La policía de Santa Fe tiene una matriz policial muy antigua e inadecuada para atender la complejidad de los problemas criminales y eso es lo que motiva este conjunto de cambios que apuntan, en muchísimo sentidos, a cuestiones y recambios que ya habían sido formulados años anteriores”, señaló.

 

Este proyecto de ley, que contiene 187 artículos, podría tardar dos años en ser aprobado y puesto en vigencia. Sin embargo, el titular de la cartera de seguridad confía en que se apruebe este año, “porque vemos que hay muy buena voluntad de sectores de la oposición. Hay cosas que están largamente conversadas y discutidas en diversos ámbitos”, aseveró haciendo además alusión a las diversas presentaciones y debates que se han realizado con distintos sectores de la sociedad civil y la política para exponer estas leyes de reforma.

 

El proyecto se divide en siete partes fundamentales: Sistema policial provincial, Estructura, Funcionamiento, Regulaciones básicas de la actuación policial, Régimen profesional, Implementación y Disposiciones Complementarias y Transitorias.

 

Entre los puntos que destacó en la conferencia, se pueden mencionar cuatro tipo de servicios policiales abocados a la seguridad preventiva, la investigación criminal, las operaciones especiales y el control policial; con la idea es conformar una policía altamente especializada.

 

Otro de los aspectos fundamentales es la reivindicación de la conducción política. “En una democracia los que deciden qué tipo de policías tenemos que tener y de qué manera se debe utilizar la policía, son las políticas institucionales en materia de seguridad pública”.

 

Un eje importante de la reforma es el de sacarle a la estructura policial todo tipo de tarea administrativa. “Queremos sacar todo lo que se relacione con la administración general del sistema policial para dejar a la policía exclusivamente en tareas operacionales, de forma que haya más personas en las calles y menos en las oficinas administrativas”, indicó.

 

En el proyecto se plantea además una Dirección superior del Sistema policial, bajo la órbita del Ministerio de Seguridad, que tiene cuatro grandes tareas: La planificación estratégica, la conducción operacional, la gestión de la incorporación y la educación policial y el control policial. La Administración general del sistema policial, también a cargo del Ministerio, comprende la gestión administrativa; contable, económica y financiera; presupuestaria; de infraestructura; de los recursos humanos y de los asuntos jurídicos.

 

También definió una serie de actividades que deben estar prohibidas dentro de sus funciones como actividades institucionales que sea ajenas a su accionar, practicar notificaciones o cualquier tipo de diligencia judicial o penitenciaria o realizar custodia de edificios públicos, ajenos al ministerio de Seguridad y del sistema policial provincial.

 

La inteligencia criminal es otro deEl Foro Regional Rosario realizó una charla vía streaming con Marcelo Saín, Ministro de Seguridad de Santa Fe, en el que se planteó: ¿Es posible una mejor policía para Santa Fe? El encuentro se realizó el jueves 24 de setiembre y superó los 100 espectadores.

 

En su disertación, Marcelo Saín presentó Proyecto de Ley del Sistema Policial de la Provincia de Santa Fe que, junto al de Seguridad Pública y de Control del Sistema Policial, tiene como objetivo mejorar el funcionamiento del sistema de seguridad en la provincia, a través de un “Plan de Modernización Normativa”.

 

“La policía de Santa Fe tiene una matriz policial muy antigua e inadecuada para atender la complejidad de los problemas criminales y eso es lo que motiva este conjunto de cambios que apuntan, en muchísimo sentidos, a cuestiones y recambios que ya habían sido formulados años anteriores”, señaló.

 

Este proyecto de ley, que contiene 187 artículos, podría tardar dos años en ser aprobado y puesto en vigencia. Sin embargo, el titular de la cartera de seguridad confía en que se apruebe este año, “porque vemos que hay muy buena voluntad de sectores de la oposición. Hay cosas que están largamente conversadas y discutidas en diversos ámbitos”, aseveró haciendo además alusión a las diversas presentaciones y debates que se han realizado con distintos sectores de la sociedad civil y la política para exponer estas leyes de reforma.

 

El proyecto se divide en siete partes fundamentales: Sistema policial provincial, Estructura, Funcionamiento, Regulaciones básicas de la actuación policial, Régimen profesional, Implementación y Disposiciones Complementarias y Transitorias.

 

Entre los puntos que destacó en la conferencia, se pueden mencionar cuatro tipo de servicios policiales abocados a la seguridad preventiva, la investigación criminal, las operaciones especiales y el control policial; con la idea es conformar una policía altamente especializada.

 

Otro de los aspectos fundamentales es la reivindicación de la conducción política. “En una democracia los que deciden qué tipo de policías tenemos que tener y de qué manera se debe utilizar la policía, son las políticas institucionales en materia de seguridad pública”.

 

Un eje importante de la reforma es el de sacarle a la estructura policial todo tipo de tarea administrativa. “Queremos sacar todo lo que se relacione con la administración general del sistema policial para dejar a la policía exclusivamente en tareas operacionales, de forma que haya más personas en las calles y menos en las oficinas administrativas”, indicó.

 

En el proyecto se plantea además una Dirección superior del Sistema policial, bajo la órbita del Ministerio de Seguridad, que tiene cuatro grandes tareas: La planificación estratégica, la conducción operacional, la gestión de la incorporación y la educación policial y el control policial. La Administración general del sistema policial, también a cargo del Ministerio, comprende la gestión administrativa; contable, económica y financiera; presupuestaria; de infraestructura; de los recursos humanos y de los asuntos jurídicos.

 

También definió una serie de actividades que deben estar prohibidas dentro de sus funciones como actividades institucionales que sea ajenas a su accionar, practicar notificaciones o cualquier tipo de diligencia judicial o penitenciaria o realizar custodia de edificios públicos, ajenos al ministerio de Seguridad y del sistema policial provincial.

 

La inteligencia criminal es otro de los aspectos comprendidos en el proyecto y en los que se apuesta a que sea toda una especialidad. “En Santa Fe es notoria la falta de profesionalismo en material de inteligencia criminal. Si la policía está para prevenir y controlar crímenes, no conocer a la naturaleza de los mismos hace que la policía se convierta en cualquier cosa menos en una institución que combate el crimen”.

 

Al momento del debate se planteó qué sucede en el “mientras tanto”, en referencia a los tiempos de implementación de esta ley. Al respecto, Sain comentó que se prevé la creación de una Comisión Implementación de la Modernización Policial, que contemplen que las nuevas estructuras orgánicas y operacionales se desplieguen y entren en funcionamiento al mismo tiempo que se desarticulan y dejan de ejercer dichas funciones de las estructuras existentes.

 

La inseguridad en Rosario y la ola de crímenes fue otro de los temas abordados en el debate. “En estos meses se ha avanzado mucho en lograr el esclarecimiento de los crímenes en corto tiempo. Es un tema muy complejo porque hay una fragmentación del mundo criminal. Hoy el negocio de la droga que se achicó porque hay menos dinero y hay una disputa por el mercadeo de droga enorme”, explicó y aportó dos datos: Santa Fe tiene un bajo nivel de homicidios en ocasión de robo. Está en el índice del 7%, mientras que en Buenos Aires asciende el 30%. Además, en Rosario el 80 % de la violencia letal se concentra en el 13 % del territorio.

 

Es por esta razón que en estos días se está comenzando a ingresar en los barrios populares de alta letalidad. “Tenemos que entrar y hacer ciudadanía en esos lugares, de la mano de todos los efectores sociales, incluso con instituciones de la sociedad como el mismo Foro Regional Rosario”, recalcó. los aspectos comprendidos en el proyecto y en los que se apuesta a que sea toda una especialidad. “En Santa Fe es notoria la falta de profesionalismo en material de inteligencia criminal. Si la policía está para prevenir y controlar crímenes, no conocer a la naturaleza de los mismos hace que la policía se convierta en cualquier cosa menos en una institución que combate el crimen”.

 

Al momento del debate se planteó qué sucede en el “mientras tanto”, en referencia a los tiempos de implementación de esta ley. Al respecto, Sain comentó que se prevé la creación de una Comisión Implementación de la Modernización Policial, que contemplen que las nuevas estructuras orgánicas y operacionales se desplieguen y entren en funcionamiento al mismo tiempo que se desarticulan y dejan de ejercer dichas funciones de las estructuras existentes.

 

La inseguridad en Rosario y la ola de crímenes fue otro de los temas abordados en el debate. “En estos meses se ha avanzado mucho en lograr el esclarecimiento de los crímenes en corto tiempo. Es un tema muy complejo porque hay una fragmentación del mundo criminal. Hoy el negocio de la droga que se achicó porque hay menos dinero y hay una disputa por el mercadeo de droga enorme”, explicó y aportó dos datos: Santa Fe tiene un bajo nivel de homicidios en ocasión de robo. Está en el índice del 7%, mientras que en Buenos Aires asciende el 30%. Además, en Rosario el 80 % de la violencia letal se concentra en el 13 % del territorio.

 

Es por esta razón que en estos días se está comenzando a ingresar en los barrios populares de alta letalidad. “Tenemos que entrar y hacer ciudadanía en esos lugares, de la mano de todos los efectores sociales, incluso con instituciones de la sociedad como el mismo Foro Regional Rosario”, recalcó.licial, también a cargo del Ministerio, comprende la gestión administrativa; contable, económica y financiera; presupuestaria; de infraestructura; de los recursos humanos y de los asuntos jurídicos.

 

También definió una serie de actividades que deben estar prohibidas dentro de sus funciones como actividades institucionales que sea ajenas a su accionar, practicar notificaciones o cualquier tipo de diligencia judicial o penitenciaria o realizar custodia de edificios públicos, ajenos al ministerio de Seguridad y del sistema policial provincial.

 

La inteligencia criminal es otro de los aspectos comprendidos en el proyecto y en los que se apuesta a que sea toda una especialidad. “En Santa Fe es notoria la falta de profesionalismo en material de inteligencia criminal. Si la policía está para prevenir y controlar crímenes, no conocer a la naturaleza de los mismos hace que la policía se convierta en cualquier cosa menos en una institución que combate el crimen”.

 

Al momento del debate se planteó qué sucede en el “mientras tanto”, en referencia a los tiempos de implementación de esta ley. Al respecto, Sain comentó que se prevé la creación de una Comisión Implementación de la Modernización Policial, que contemplen que las nuevas estructuras orgánicas y operacionales se desplieguen y entren en funcionamiento al mismo tiempo que se desarticulan y dejan de ejercer dichas funciones de las estructuras existentes.

 

La inseguridad en Rosario y la ola de crímenes fue otro de los temas abordados en el debate. “En estos meses se ha avanzado mucho en lograr el esclarecimiento de los crímenes en corto tiempo. Es un tema muy complejo porque hay una fragmentación del mundo criminal. Hoy el negocio de la droga que se achicó porque hay menos dinero y hay una disputa por el mercadeo de droga enorme”, explicó y aportó dos datos: Santa Fe tiene un bajo nivel de homicidios en ocasión de robo. Está en el índice del 7%, mientras que en Buenos Aires asciende el 30%. Además, en Rosario el 80 % de la violencia letal se concentra en el 13 % del territorio.

 

Es por esta razón que en estos días se está comenzando a ingresar en los barrios populares de alta letalidad. “Tenemos que entrar y hacer ciudadanía en esos lugares, de la mano de todos los efectores sociales, incluso con instituciones de la sociedad como el mismo Foro Regional Rosario”, recalcóidades que deben estar prohibidas dentro de sus funciones como actividades institucionales que sea ajenas a su accionar, practicar notificaciones o cualquier tipo de diligencia judicial o penitenciaria o realizar custodia de edificios públicos, ajenos al ministerio de Seguridad y del sistema policial provincial.

 

La inteligencia criminal es otro de los aspectos comprendidos en el proyecto y en los que se apuesta a que sea toda una especialidad. “En Santa Fe es notoria la falta de profesionalismo en material de inteligencia criminal. Si la policía está para prevenir y controlar crímenes, no conocer a la naturaleza de los mismos hace que la policía se convierta en cualquier cosa menos en una institución que combate el crimen”.

 

Al momento del debate se planteó qué sucede en el “mientras tanto”, en referencia a los tiempos de implementación de esta ley. Al respecto, Sain comentó que se prevé la creación de una Comisión Implementación de la Modernización Policial, que contemplen que las nuevas estructuras orgánicas y operacionales se desplieguen y entren en funcionamiento al mismo tiempo que se desarticulan y dejan de ejercer dichas funciones de las estructuras existentes.

 

La inseguridad en Rosario y la ola de crímenes fue otro de los temas abordados en el debate. “En estos meses se ha avanzado mucho en lograr el esclarecimiento de los crímenes en corto tiempo. Es un tema muy complejo porque hay una fragmentación del mundo criminal. Hoy el negocio de la droga que se achicó porque hay menos dinero y hay una disputa por el mercadeo de droga enorme”, explicó y aportó dos datos: Santa Fe tiene un bajo nivel de homicidios en ocasión de robo. Está en el índice del 7%, mientras que en Buenos Aires asciende el 30%. Además, en Rosario el 80 % de la violencia letal se concentra en el 13 % del territorio.

 

Es por esta razón que en estos días se está comenzando a ingresar en los barrios populares de alta letalidad. “Tenemos que entrar y hacer ciudadanía en esos lugares, de la mano de todos los efectores sociales, incluso con instituciones de la sociedad como el mismo Foro Regional Rosario”, recalcó.n, Marcelo Saín presentó Proyecto de Ley del Sistema Policial de la Provincia de Santa Fe que, junto al de Seguridad Pública y de Control del Sistema Policial, tiene como objetivo mejorar el funcionamiento del sistema de seguridad en la provincia, a través de un “Plan de Modernización Normativa”.

 

“La policía de Santa Fe tiene una matriz policial muy antigua e inadecuada para atender la complejidad de los problemas criminales y eso es lo que motiva este conjunto de cambios que apuntan, en muchísimo sentidos, a cuestiones y recambios que ya habían sido formulados años anteriores”, señaló.

 

Este proyecto de ley, que contiene 187 artículos, podría tardar dos años en ser aprobado y puesto en vigencia. Sin embargo, el titular de la cartera de seguridad confía en que se apruebe este año, “porque vemos que hay muy buena voluntad de sectores de la oposición. Hay cosas que están largamente conversadas y discutidas en diversos ámbitos”, aseveró haciendo además alusión a las diversas presentaciones y debates que se han realizado con distintos sectores de la sociedad civil y la política para exponer estas leyes de reforma.

 

El proyecto se divide en siete partes fundamentales: Sistema policial provincial, Estructura, Funcionamiento, Regulaciones básicas de la actuación policial, Régimen profesional, Implementación y Disposiciones Complementarias y Transitorias.

 

Entre los puntos que destacó en la conferencia, se pueden mencionar cuatro tipo de servicios policiales abocados a la seguridad preventiva, la investigación criminal, las operaciones especiales y el control policial; con la idea es conformar una policía altamente especializada.

 

Otro de los aspectos fundamentales es la reivindicación de la conducción política. “En una democracia los que deciden qué tipo de policías tenemos que tener y de qué manera se debe utilizar la policía, son las políticas institucionales en materia de seguridad pública”.

 

Un eje importante de la reforma es el de sacarle a la estructura policial todo tipo de tarea administrativa. “Queremos sacar todo lo que se relacione con la administración general del sistema policial para dejar a la policía exclusivamente en tareas operacionales, de forma que haya más personas en las calles y menos en las oficinas administrativas”, indicó.

 

En el proyecto se plantea además una Dirección superior del Sistema policial, bajo la órbita del Ministerio de Seguridad, que tiene cuatro grandes tareas: La planificación estratégica, la conducción operacional, la gestión de la incorporación y la educación policial y el control policial. La Administración general del sistema policial, también a cargo del Ministerio, comprende la gestión administrativa; contable, económica y financiera; presupuestaria; de infraestructura; de los recursos humanos y de los asuntos jurídicos.

 

También definió una serie de actividades que deben estar prohibidas dentro de sus funciones como actividades institucionales que sea ajenas a su accionar, practicar notificaciones o cualquier tipo de diligencia judicial o penitenciaria o realizar custodia de edificios públicos, ajenos al ministerio de Seguridad y del sistema policial provincial.

 

La inteligencia criminal es otro de los aspectos comprendidos en el proyecto y en los que se apuesta a que sea toda una especialidad. “En Santa Fe es notoria la falta de profesionalismo en material de inteligencia criminal. Si la policía está para prevenir y controlar crímenes, no conocer a la naturaleza de los mismos hace que la policía se convierta en cualquier cosa menos en una institución que combate el crimen”.

 

Al momento del debate se planteó qué sucede en el “mientras tanto”, en referencia a los tiempos de implementación de esta ley. Al respecto, Sain comentó que se prevé la creación de una Comisión Implementación de la Modernización Policial, que contemplen que las nuevas estructuras orgánicas y operacionales se desplieguen y entren en funcionamiento al mismo tiempo que se desarticulan y dejan de ejercer dichas funciones de las estructuras existentes.

 

La inseguridad en Rosario y la ola de crímenes fue otro de los temas abordados en el debate. “En estos meses se ha avanzado mucho en lograr el esclarecimiento de los crímenes en corto tiempo. Es un tema muy complejo porque hay una fragmentación del mundo criminal. Hoy el negocio de la droga que se achicó porque hay menos dinero y hay una disputa por el mercadeo de droga enorme”, explicó y aportó dos datos: Santa Fe tiene un bajo nivel de homicidios en ocasión de robo. Está en el índice del 7%, mientras que en Buenos Aires asciende el 30%. Además, en Rosario el 80 % de la violencia letal se concentra en el 13 % del territorio.

 

Es por esta razón que en estos días se está comenzando a ingresar en los barrios populares de alta letalidad. “Tenemos que entrar y hacer ciudadanía en esos lugares, de la mano de todos los efectores sociales, incluso con instituciones de la sociedad como el mismo Foro Regional Rosario”, recalcó.

El sistema policial tendría que ser estrictamente operacional