Creer Para Crecer

Los que formamos parte activa del Foro Regional Rosario, apostamos a que la nuestra, sea la sociedad del “se puede”.

Los que formamos parte activa del Foro Regional Rosario, apostamos a que la nuestra,
sea la sociedad del “se puede”.

Aquella en la cual los hombres y mujeres que hacen aportes en pos del crecimiento de nuestra región y nuestro país, con sus ideas, sus emprendimientos, su tarea cotidiana, puedan convertirse en los protagonistas del cambio que regenere nuestra deslucida democracia.

Un cambio que condene los privilegios y que instale la igualdad de oportunidades para todos
los que reúnan los mismos méritos y esfuerzos.

Es por eso que, en razón de la crisis que atraviesa a todos los sectores, nuestro mensaje quiere y debe ser esperanzador. Porque creemos que una sociedad sin esperanza es una sociedad sin futuro. Una sociedad sin fe, sin proyectos, sin horizontes, es una sociedad condenada al naufragio y a la desolación.

Porque en una sociedad sin confianza en sus hombres, sus dirigentes y sus instituciones, cualquier cambio que se produzca, cualquier innovación que se promueva, va a ser insuficiente y limitada.
Somos conscientes que existe una profunda crisis dirigencial, una desconcertante anarquía de valores, una clara falta de conciencia entre los que toman las decisiones para dimensionar los conflictos y establecer prioridades.

No estamos ajenos a la crisis. No le ponemos la espalda a las dificultades.
No nos quedamos en la mera declamación.
Necesitamos

CREER

En nuestras instituciones.
Porque sobre ellas se funda nuestra Democracia y se asienta todo el tejido social organizado. El fortalecimiento de nuestras instituciones es la garantía de una comunidad en la que se respetan las libertades individuales y la representatividad de todos los sectores sociales conviviendo en armonía.

En nuestros funcionarios y dirigentes.
Que reúnan condiciones de probidad y honestidad para ejercer el liderazgo necesario a fin de generar los grandes cambios y las transformaciones que necesita nuestro país. Necesitamos confiar en su idoneidad, transparencia, capacidades y, sobre todo, en su vocación de servicio, imprescindible a la hora de delegar en ellos esa responsabilidad.

En nosotros mismos.
Porque cada uno de nosotros, individualmente o a través de los grupos que nos representan, somos los responsables de nuestro destino y el de la sociedad de la que formamos parte. Sólo ejerciendo nuestros derechos, participando, involucrándonos, en suma, comprometiéndonos con lo público, vamos a ser capaces de ejercer el poder ciudadano.

PARA CRECER

En nuestro mercado.
Porque su conformación y su crecimiento impacta positivamente sobre el trabajo y sobre el consumo, generando riqueza y condiciones sociales y económicas sustentables, así como el escenario necesario para promover y facilitar la generación de inversiones y hacer a nuestra producción mucho más competitiva, adaptándola a los requerimientos actuales.

En nuestras empresas.
Porque son la base de la generación de empleo y del crecimiento sostenido de nuestra economía. Porque a través de ellas se consolida el espíritu emprendedor, moderno e innovador, que son la base de todo desarrollo basado en la prosperidad, el progreso y la vanguardia.

En nuestro potencial humano.
Porque en base a recursos humanos formados en conocimientos y valores, es como se construye, como se crea y como se cimienta un país con futuro de grandeza. Y es la condición sine qua non para encarar cualquier proyecto de sociedad con identidad propia.

En un proyecto de sociedad.
Porque sin caminos, sin visión, sin deseos, aspiraciones o propósitos, no existe para nuestro país el mañana posible.
Lo expresado complementa la anterior “Declaración de Santa Fe”, que el pasado 18 de diciembre de 2000 emitieran conjuntamente más de 40 entidades representativas de nuestra provincia, por lo que proponemos y esperamos recibir adhesiones a esta nueva Declaración.

Foro Regional Rosario
Córdoba 1868 – (2000) Rosario