Litigiosidad laboral y ley de ART: Reunión con el Ministro de Justicia

El pasado viernes miembros del Foro Regional Rosario, siempre OCUPADOS en las políticas públicas que hacen al desarrollo social y económico de Rosario y la región, en la ocasión trabajando en la problemática de la litigiosidad laboral y la ley nacional de ART y las condiciones para su adhesión por parte por la provincia, nos reunimos con el Ministro de Justicia provincial.
Nuestra mesa, absolutamente transversal, compuesta por representantes de las aseguradoras de riesgos de trabajo, del sector empresario y de los trabajadores, llevamos las inquietudes y preocupaciones sobre la situación a un Ministro que se mostró en tema y también ocupado.
El Dr. Silberstein comentó a los presentes el estado de situación respecto de la adhesión a la Ley Nacional de ART.
Primeramente, señaló que el Gobierno provincial no adherirá a una norma a la que las provincias que son “oficialistas” no han adherido. Mencionando como ejemplo el caso provincia de Buenos Aires.
Remarcando dos problemas fundamentales de la norma en cuestión con los que concordamos plenamente, y que podrían provocar muchos pedidos de inconstitucionalidad, como es el EFECTO SUSPENSIVO de los recursos y la escasez de comisiones médicas en el resto de la provincia, dado que solo hay una comisión y atiende en Rosario.
Si la Nación no arbitra los medios para crear comisiones médicas mínimamente en las circunscripciones judiciales, los derechos de los trabajadores se harán ilusorios por obvias razones.
En ese marco, el Ministro se mostró proclive a trabajar en la definición de políticas judiciales que mitiguen el flagelo de la litigiosidad laboral (60% de la litigiosidad es de riesgos del trabajo) y por ende contribuyan a bajar el valor de las primas que pagan los empresarios como consecuencia del costo judicial de los reclamos laborales.
Comenta que, desde su área, están trabajando en la presentación de un proyecto de ley para modificar el código procesal laboral introduciendo la figura del “CONCILIADOR” (quienes deberán ser abogados y probada experiencia en el fuero laboral) que tendrá como misión intentar un acuerdo entre las partes pero además y para el caso que ese acuerdo no sea posible, su incorporación también tendrá como finalidad, ordenar el proceso. Podría decirse que se tratará de una audiencia preliminar. Esto es, si se consigue el acuerdo, pasa a ser homologado por el juez. Si no se alcanza, el conciliador ya habrá ordenado el proceso, sobre todo en relación a las pruebas que normalmente resultan super abundantes en los procesos laborales.
En ese marco, el juez atendería de manera más efectiva en los litigios, sea homologando o resolviendo eficaz y rápidamente con un expediente limpio y ordenado.
Otro punto determinante y fundamental de esta reforma está dado por los peritos. En el proyecto los peritos serán proveídos por el Estado. Es decir, dependen del Poder Judicial y sus honorarios regulados, en todo caso, por el juez. Todo lo contrario de lo que ocurre en la actualidad y que a todas luces resulta inadmisible, dado que hoy en día los honorarios de los peritos van atados al % de incapacidad determinada para el trabajador. Esto es, cuanto más alta es la incapacidad, mayores los honorarios.
A su turno, el empresario industrial Miguel Conde, Presidente de la Unión Industrial, con su particular estilo, recordó sus orígenes, en clara alusión al palabrerío de políticos y funcionarios, advirtiendo a los presentes sobre un proyecto en el que trabaja el sector que nuclea para DEJAR DE PAGAR el seguro de ART organizándose y autoasegurándose en el futuro dado que el empresariado ya no puede hacer frente a las primas. Sugiriendo además al funcionario presente evaluar el modo de transmitir a los trabajadores que cuando deciden demandar, quien paga no es la ART sino el empresario…
La reunión resultó a todas luces muy productiva para todos los allí presentes y para continuar trabajando en la propuesta del Ministro y otras que nos lleven a un acuerdo de todas las partes involucradas. Para que tanto trabajadores como empresarios puedan conservar sus fuentes de trabajo y empleo.